Acuerdo para crear una única licencia de caza válida para cuatro comunidades autónomas Piedrabuena Digital

 

El acuerdo fue suscrito por el Ministerio de Agricultura y las comunidades de Castilla-La Mancha, Madrid, Castilla y León y Extremadura

Este miércoles se hizo realidad una de las principales demandas del sector cinegético y, por ende, de Castilla-La Mancha, una de las regiones con más afición a la caza. Y es que este miércoles se firmó el acuerdo que va a permitir la creación de una licencia única que va a permitir cazar y pescar en tres comunidades autónomas, además de la nuestra, como son Madrid, Castilla y León y Extremadura.

Sin embargo, el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, avanzó que Galicia, Cantabria, Navarra, Valencia, Baleares y Murcia ya han manifestado su conformidad para sumarse próximamente a este convenio. El ministro presidió en Madrid la firma del protocolo para la puesta en marcha de la licencia interautonómica, un acto al que asistieron los presidentes de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal; de Extremadura, José Antonio Monago; de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

Por lo tanto, los amantes de la caza ya solo necesitarán de un único permiso para practicar la actividad cinegética en estas cuatro comunidades, sin tener que cumplimentar los distintos modelos de cada región y sin tener que desplazarse, como venía sucediendo hasta ahora. Se trata de un protocolo impulsado por la presidenta del Gobierno de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y que surgió en la conferencia sectorial celebrada el pasado mes de enero. El objetivo del acuerdo es simplificar los trámites burocráticos a los cazadores y pescadores de la región y potenciar el turismo cinegético.

Arias Cañete asegura que «el acuerdo es una apuesta por impulsar unaadministración más eficaz, eficiente y más barata». El protocolo suscrito compromete a poner en práctica la licencia única en el plazo de un año y se mantendrán las normativas autonómicas en materia de caza. Las licencias que se expidan en cada una de estas regiones tendrán validez inmediata en las otras tres por el plazo de un año, mientras queuna infracción cometida en una de las cuatro comunidades impedirá la emisión de la licencia en el resto de las regiones firmantes del acuerdo. El ministro precisó que el importe de las tasas para la obtención del permiso -que no se dieron a conocer- será el mismo entre las comunidades y se implantará un examen común para cazadores nuevos.

En este mismo sentido, la presidenta Cospedal calificó el acuerdo para la licencia única de caza como «un ejemplo a la hora de eliminar barreras interiores y los obstáculos administrativos que se imponen a los ciudadanos; las trabas y los límites para la realización de determinados tipos de actividades que pueden generar riqueza y empleo», como es el caso de la caza.

«Que pueda existir una estrategia nacional de la actividad cinegética a escala nacional es muy importante porque puede generar muchos puestos de trabajo en zonas muy despobladas que no tienen otra forma de supervivencia», afirmó la presidenta. En definitiva, esta actividad es «un motor para nuestro de desarrollo, garante de la supervivencia de nuestros municipios y supone un anclaje también de la población del medio rural en nuestro país», manifestó.

Con esta iniciativa, el Gobierno regional simplifica los trámites a los cazadores y pescadores y potencia el turismo cinegético, de gran importancia para Castilla-La Mancha, ya que es una actividad que genera 600 millones de euros al año en la región.

María Dolores de Cospedal, que intervino tras el acto de la firma en nombre de los presidentes firmantes, agradeció al Ministerio de Agricultura y, en concreto, a su titular, el apoyo brindado a esta iniciativa que permitirá disponer de recursos humanos e informáticos que harán posible la emisión de esta licencia.

Los datos del sector

La presidenta hizo hincapié en la importancia de la caza de cara al turismo no solo interior, sino por la cantidad de visitantes extranjeros que disfrutan de las más de 40 millones de hectáreas dedicadas a la caza en todo el país, de las cuales la mitad, prácticamente, las aportan las cuatro comunidades firmantes, que aportan más de 472.000 licencias de caza entre las cuatro a las más de 800.000 de toda España. Por todo ello, Cospedal destacó que la caza genera anualmente 6.000 millones de euros en toda España, lo que se traduce además en una cantidad de entre 40 a 50.000 puestos de trabajo.

Del mismo modo, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, considera que la implantación de una licencia interautónomica de caza como paso previo a la licencia única, que se firmó ayer en Madrid, es una «buena noticia» porque agilizará y facilitará que una persona pueda desplazarse por el territorio para desarrollar esta actividad.

Fuente: abc.es
psicotecnicos piedrabuena 770